Relatos incompletos

jueves, 19 de octubre de 2017

Días atrás me puse a investigar este blog, a, en efecto recorrerlo, no de pies a cabeza, sino mas bien en pantallas generales, tampoco nota por nota.

Me encontré errante en algunos verbos, disociado en lectura, por supuesto mucho mas antónimo a la ortografía y sobre todo con un lenguaje menos enriquecido que el de ahora. Ojo, no decimos que somos un diccionario caminando de la real academia española, pero se hacen notar los años de alguna manera.

En el próximo octubre habrán pasado 3654 +- 2 días de la primer nota que vio este blog nacer. 10 años en cuestión.

Que locura no?, diez años de cosas escritas. Poesía, llanto, mucha tristeza, ira, alegría, recuerdos, memorias, anclas. Momentos de ceguera, momentos de plenitud. Diez años de tanto, y diez años de tan poco.

Qué somos? somos nuestra biblioteca? somos nuestras memorias? Somos lo que hacemos con lo que hicieron de nosotros? No hablo de nosotros como uno , sino en general , como sociedad, vos, que estás leyendo esto y yo que lo estoy escribiendo .

Somos la sumatoria de los actos que nos hicieron llegar hasta acá y estar como estamos?

Somos nuestros aciertos? nuestras equivocaciones? nuestras virtudes? Somos la gente que nos quiere? Somos la gente que queremos? Somos quien nos lee?.

La pregunta, Qué somos? tal vez es una de las preguntas peor formuladas de la historia. Quizás por un segundo, solo por un segundo, no deberíamos preguntarnos qué somos, sino para qué?.




Ot

sábado, 14 de octubre de 2017

Octubre 2009

Buscando palabras sin sentido en una fría cama, que puedan expresar vagamente las ganas que tengo de saber por qué? Dejando mi mente en un retiro...con la estúpida esperanza de que la almohada se aguante estas lagrimas que no quieren salir...estas lagrimas que no te quieren dejar ir...le confío al tiempo y a mis dioses...que te hagan comprender, que un hombre enamorado, solo se ha dejado..por su amada vencer.

Todavía

Tengo tatuado en la cabeza el momento en el que su espalda se arqueó y esbozó un gemido al cielo, un destello de luz en el espejo y el eterno convexo de dos personas encendidas en pasión. Guardado, atesorado en la memoria, en el cofre de los enigmas, del orgasmo interminable de quererte, de gozarte.

Intento disociar la cantidad de personas que estuvieron con vos, con ella esa noche.

Una despedida

lunes, 9 de octubre de 2017

Al sur del atardecer.


Al sur del atardecer siento que te despedís, se cae el día y no se, si te estoy cantando a vos o me estoy cantando a mí. Hoy tengo miedo a perder, a que no pase mas nada, el miedo mas natural de cantar mi serenata y que no abras la ventana.

No se si llueve o si tengo, toda la lluvia en los ojos. Yo siempre hablé de ser libre, pero cómo me cuesta el despojo.

Sé que si vos no venís, no se a donde encontrarnos, parece que una pasión me libera el corazón, mientras se lo va quedando.
De qué me sirve cantar? Por qué será que insisto?, como buscando un lugar donde rebote mi voz y me confirme que existo!! No hay nada mas natural que a veces no entender nada, y un segundo después, dejar que se acurruque, mi consuelo en tu mirada. Una canción de amor me lame las heridas y al sur del atardecer.. Una canción de amor, me lame las heridas y al sur del atardecer, amanece una despedida.

Octubre

domingo, 8 de octubre de 2017

Una mirada se cruza entre dos desconocidos, que si se hubiesen conocido serían el uno para el otro.


Escuché decir hace mucho, allá por el 2008 me parece. Tengo el vivo recuerdo de subirme al colectivo un martes alrededor de las 21hs mientras me alejaba de las cercanías de Florida.
Todavía tengo el recuerdo a nicotina que dejaban sus besos en mi mente. El próximo serpiente van a hacer diez años de esos momentos que uno piensa no se borran pero si. Se van. Se van y vuelven cuando quieren para recordarnos que en realidad nos memoramos de todo. No hay un solo respiro que no quede almacenado en nuestra mente. Lo que vamos perdiendo es la manera de entrar a esos pensamientos callados. Pero ahí están. Se los juro.

Algunas personas, tal vez las mas inteligentes, recuerdan todas las fórmulas matemáticas del libro Análisis 2 para Ingeniería Moderna. O las 3 ecuaciones de la física clásica que describen las leyes de Newton. Otras personas tal vez nunca olvidaron el olor de aquel jazmín, que inundaba las calles, que entraba por la ventana. Otros, el sabor de aquellos besos. Algunos el frío del invierno, la dureza de las piedras, el reflejo de los cuchillos, el calor de los despojos que hacen que los abrazos se desvanezcan lentamente. Becquer, Neruda, Pessoa. Sabina, Serrano.

Llueve.

Claro que llueve, sobre Buenos Aires.

Ja, bueno, pues si, en efecto.

Fito diría que llueve sobre mojado.

Que cliché! pero por supuesto, todo aplica.


En efecto?

Claro.


En qué estábamos?

Quién?



Otra vez no chicos por favor, por favor.

Hola Facundito, cómo estas esta noche?

Basta.

Jaja qué pasa? tenés miedo?

No. Basta.

0016 y callamos la lluvia para que escuches mejor, porque parece que no te entra en la cabeza lo que te decimos. Ni como ni cuando ni por qué.

Sigue lloviendo.

Shh no pasa nada, no pasa nada. Cómo viene el perdón de los pecados?

Basta dije.

Basta por un rato, agradecé que estamos cansados, podríamos seguir.

No se dan cuenta que parecen unos locos de mierda? parecemos? cómo el otro día , hablando solos en el auto ? qué pensaría la gente.

Y desde cuándo te importa?

No me importa, me chupa un huevo, solo digo.

Ay Facundo, cuando nos entiendas vas a entender.

Que redundantes que son ustedes también , salames.

Mas respeto.

A dormir wachines, el horno no está para bollos. Que llueva de nuevo.

No pará!

Que hermoso ruido a lluvia, que silencio.




Puño

viernes, 29 de septiembre de 2017

Siento que tengo el corazón dentro de un puño cerrado que no me deja respirar como se debe, que está ahí sin hacer mucha fuerza, pero está, para recordarme que lo que sostiene no es del todo mío, y que me lo puede arrancar cuando quiera.

Esa taquicardia constante, pequeña, insignificante pero existente, que no me deja ser en paz.

Momentitos detensión

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Hay momentos de la psicosis histérica donde los lazos que unen a las disociaciones se ponen mas finos. También tenemos que sumar un cierto " alboroto " entre las partes que hace de toda la cabeza un mix bastante explosivo.
Ante esta situación el individuo, en este caso io, se encuentra en un estado muy volátil, disperso.
Esto suele generarse cuando todos están en todo de manera intensa, porque hace que los extremos de las disociaciones tiren muchísimo de la soga.
En este escenario hay posibles soluciones y maneras de actuar, una de ellas, la adoptada, es tratar de juntar a todos y abrazarlos unos a los otros, para obligarlos a estar unidos, juntos, como uno que son.

El problema de tener a las disociaciones( a.k.a los muchachos) todos pegados, es que pueden hablar entre ellos y confundirse, estimularse e incluso ponerse de acuerdo, son anarkistas que buscan tener el poder.
Separados saben que no pueden porque no los dejo juntarse muchos. Pero juntos, en pos de fortalecer estos lazos que se debilitan, saben que son mas fuertes que yo.

Aprovechan que no estoy entrenando bien, que estoy teniendo días malos, mucho trabajo, muchas cosas en la cabeza y se organizan, hablan, murmuran, y yo escucho las ideas que tienen..y no me gustan. Me dan mucho miedo. Porque la fuerza que estoy haciendo para matenerme a raya es increíble.

13 14 15 16 17 y 18

martes, 19 de septiembre de 2017

Ahora si, a unos largos pies de altura sobre el océano atlántico, nos escribo este ensayo.

Aterricé en Barcelona el sábado a las 23hs. La mochila tardó bastante en llegar pero no hay drama en lo absoluto, estábamos de vacaciones, teníamos tiempo de sobra y puntualmente sabíamos que a BarCa íbamos a descansar. Nada de reocorridos por catedrales ni destinos, era playa y amigos. Me enteré antes de salir que Seba Bacigalupe estaba en la ciudad, tambíen Mati Scovenna y ni hablar de Pita y Popi.

Decidí tomarme un taxi desde el aeropuerto porque estaba bastante cansado y además temía un poco no llegar al check in. Llegué al Hostel, me atendió un Argentino, me dio las llaves, subí a la habitación y era todo un descontrol, las cuatro camas ocupadas, todo desarmado, caótico, botellas de whiskey en el piso y por supuesto recuerdo haber visto una remera de racing arriba de uno de los acolchados. No es que me guste ser el Argento Ortiva pero bajé y amablemente pedí que me cambien de habitación. La nueva estaba mejor, mas tranquila.

Dejé los bártulos y bajé a buscar algo para comer cerca, encontré un local abierto en donde una china me preparó un sánguche de jamón con no se qué, coca clásica y volví al hostel. Conocí a dos chicas que se las veía bastante festivas y me invitaron a festejar un cumpleaños. Caminamos unas cuadras, mientras quedé con seba para vernos, tal vez esa noche, tal vez al otro día. Llegamos a un bar, la cumpleañera pagó las birras y a la 1 de la mañana yo ya estaba cuasi ebrio. Hola Barcelona jaja.

Volví al hostel y no me pude ni bañar, me desmayé. Al otro día me levanté temprano, un buen baño y desayuno. Salí a caminar por el paseo de Gracia. Domingo, todo cerrado. Quedé con Seba para juntarnos a almorzar cerc de la playa y después meter tarde lagartera al sol. Que lindo coincidir así con la gente que uno quiere, y que gran tipo Johan Sebastian. Fuimos a un local muy coqueto y pedimos comida medio de la zona medio que no. En BCN es complicado comer bien porque es todo tapeo tapeo y tapeo. Fuimos a la playa, y que relax, que paz carlos que paz. Antes de despedirnos quedamos en juntarnos a cenar y después meter un pachá furioso, domingo de green Velvet, no sabía ni quien era pero dos temas bastaron para decir que sí. De todas maneras la música no iba a ser un gran impedimento para disfrutar.

Después de la parada técnica en el hostel fuimos a cenar con el Joham (seba) y de ahí a un bar de absentha muy loco donde nos hicimos amigos de unos españoles y terminamos probando los licores prohibidos. Mamita que psicodelia. Estábamos esperando a la hermana de un amigo de Seb que había conocido ayer (él) y estaba media sola. La invitó y se copó. Llegó y a pachá. Voy a hacer un paréntesis acá, el que quiera saber que pregunte, para el resto del público fue una muy buena noche. Salimos, nos tiramos en la arena a ver el amanecer, ella tomó rumbo, seba igual, y yo caminé hasta el metro, derecho al hostel y a dormir.

Tenía ganas de meter shopping intenso el lunes pero no, me levanté tarde y con la propuesta de popi y mati de juntarnos en la playa, así fue. Que lindo reencuentro y que negra que estaba la negra!, tomamos sol, nos divertimos, conocimos a santi, el coequiper del tercio del equipo de Mati. Todo se dió muy relajado y quedamos a las 21 hs en plaza cataluña, encontrarnos ahí y después ir a cenar.

Dicho y hecho nos encontramos todos y conocimos al loco bac, el tercer tercio del scovenna Team.Gran personaje. Encaramos para el gótico y pegamos unas hamburguesas de locos. Pedí doble carne y todavía recuerdo el dolor de pulmón que sufrí el resto de la noche porque la cantidad de comida fue BESTIAL. Fuimos a caminar por el bello barrio gótico y vimos unas imágenes MUY tenebrosas jaja osea las recuerdo con gracia pero en el momento tuvieron lo suyo, como cuando Mati entró hablando en voz alta a un local preguntando si vendían cigarrillos y el pakistán que lo atendía se asustó , le decía que baje la voz en un idioma que era todo menos español y mati no entendía (claro, lo que no sabíamos era que la venta de cigarrillos estaba medio prohibida). El tipo mete la mano abajo del mostrador y Mati flasheó que sacaba un arma. Sacó dos paquetes de Marlboro, todos respiraron. Que lindo todo jaja que linda gente y cuanta risa.

El martes temprano fuimos al box donde da clases pita, 10 am estábamos ahí y por un malentendido no pudimos entrenar, terminamos metiendo almuerzo cerca de Barceloneta y playa all day. Había medio quedado con seba para hacer algo a la noche cuando volviendo al hostel wasap de naranja.


..Qué planes tenés para esta noche?
:- Gordo jodeme que están viniendo para Barcelona.
:- En ruta, llegamos tipo 21hs

Enloquecí fuerte !!! me bañé en el hostel y cuando bajé ya estban llegando, habían estacionado el auto a una cuadra y ahí estaban. Los veo todos los fines de semana y en la semana también. Osea no era que no nos veíamos hace mil años, pero entiendan la hermosa sensación de estar en el culo el mundo y acompañado, cosas impagables. Por supuesto le dije a Seba que me perdone y supo entender.

Fuimos a tomar una birra bien helada, los acompañé a hacer el check in del hotel donde se iban a quedar y después fuimos a cenar. Al otro día arrancamos temprano para la ruta. Me llevé mis cosas, cancelé lo que quedaba del hostel con la promesa de ellos de que el viernes al mediodía me tiraban en el aeropuerto de Barcelona, genial todo, mejor manera de terminar este viaje? ninguna. Así que el miércoles a la mañana me pasaron a buscar y encaramos para un shopping, hicimos todas las compras contundentes de ropa y ahí si encaramos para Tarragona, primer destino para pasar la tarde. Que divertida es la ruta con estos dos seres. Puente del diablo, tour, ruta, Tarragona. Caminata, foto, birra helada, casino y ruta de nuevo, a Valencia se ha dicho.

Llegamos sanos y salvos a destino, morfamos en un resto de ribs y fuimos al hotel. Al otro día temprano recorrimos Valencia, ya era jueves, y la ciudad es, por supuesto, bellísima. Playa y siendo casi las seis de la tarde...por qué no cenamos en algún lugar lejos? y nos acercamos un poco a Barcelona. Epa, me parece una gran idea. Antes de abandonar la playa me empiezan a llegar whatsapps preguntandome si estaba bien y nos enteramos que hacía minutos había habido un atentado en la plaza cataluña, en la Rambla, lugar por donde había estado caminando con mis amigos hace algunos días atrás. Una camioneta atropelló a por lo menos 30 peatones, el chofer se bajó y se atrincheró en un restaurant, hubo tiros, nadie entendía nada, lo único que sabíamos es que estábamos a 350km de distancia y por alguna razón del puto destino no estábamos ahí.

Cuando ecaramos la ruta de vuelta manejé hasta peñíscola , el dogo estaba bastante cansado y se merecía un buen Break. Llegamos y nos sorprendió una noche increíble con mucha gente en la calle, locales explotados, un ritmo marplatense pero europeo, hermoso !, cenamos y dijimos, otra vez, por qué no, che, y si dormimos en (lugar desconocido) y bueno, dale aajaja.

El gordo hizo una reserva por booking y llegamos a la 1 am a lugar mas recóndito de la mismísima concha de la nada, había dos casas de campo con gente y llamamos al teléfono de "los propietarios" a ver qué onda, nos terminaron consiguiendo un alojamiento en un hotel a 2km de ahí al cual llegamos muy cansados y no había nadie en la recepción, por supuesto tres gringos rompiendo las pelotas la madrugada de un jueves a viernes no es algo muy típico. Bano y dormilona, al otro día, osea hoy, salir temprano con destino al Prat de Barcelona. Mientras estábamos en el hotel nos enteramos que había habido otro atentado, tiros en Cambrils, una localidad muy cercana a Tarragona, donde habíamos estado. Esto ya no nos estaba gustando, pero estábamos juntos y por supuesto, espalda con espalda.

Como si la vida supiese de encuentros y desencuentros, de destino y hermandad, ahí estábamos los tres porque así debía ser. No me imagino que hubiese sido de mi sanidad mental si estaba solo al enterarme de los atentados, y peor aún, si seguía en barcelona. Osea, nadie puede predecir qué hubiese hecho o dejado de hacer, probablemente hubiese ido a ayudar, la verdad no tengo idea. Estábamos juntos y vivos. Podríamos tranquilamente estar muertos. Hubo tantas situaciones que nos porían haber abatido en el pasado, capaz esta hubiese sido alta forma de decirle chau a este mundo, pero estas muertes no están escritas todavía.

Y acá estoy, volviendo a mi tierra querida. Hablando con Mati en la playa coincidimos en una gran verdad, uno cuando está en Buenos Aires se encuentra con muchas cosas que lo quieren hechar del país, que te hacen querer irte, pero cuando estás afuera, te das cuenta que ningún lugar en el mundo es como tu tierra, como tu Buenos Aires querido, ningún lugar es como tus amigos cerca de casa, como tu laburo, como tu familia, como tus domingos. Ningún lugar en todo el universo es como el tachero que le grita al que le cruzó la moto, como el caos del tren, los supermercados chinos. Buenos aires es tan hermosa que cuando estás ahí te querés ir, pero cuando te vas te das cuenta que no podés vivir sin ella. Ay mi Buenos Aires. Todo este tiempo tratándote de (él), de masculino, de ciudad pero con genero hombre, y darme cuenta que al final sos una gran mujer. Ansío mucho volver a verte, respirar ese olor a obelisco, ese ollín en las calles, escuchar el tráfico, ver a mi gente, tocar las veredas, los árboles, recorrerte, conocerte. Tus tardecitas tienen ese " que se yo ", viste.

9 10 11 y 12

No tuve tiempo de Escribir sobre París en el avión porque literal cuando me acordé ya estábamos aterrizando. Llegué muy justo al aeropuerto por un problema que hubo con los trenes.

Habíamos quedado en "Un placer conocerte Amsy". Subí al avión, bajé el avion, me tomé un tren de unos 40 minutos y cuando salí de la terminal norte grité cual loco : BONJOUR PARIS !!! and that was all. La gente me miró con cara de Y ete loco??, pero chupame un huevo salame estoy re contento !!.

Caminé unos 20 minutos hasta el hostel, un lugar muy paquete, muy lindo, la verdad hasta ahora encantado con todos los places en donde estuve parando. Me pegué un baño y dije Ahora Sí! a eso de las 17 hs. La única macana era que se había largado a llover CON TODO. Tenía ropa mojada del último día en Ams que me había agarrado ese tormentón y lucky me había un lugarcín para lavar / secar ropa a una cuadra del hostel así que ahí fuimo con la bolsita y el paraguas. Secamo todo 20 minuten y volvimos. Ahí dije, no me vas a cagar el día París, la concha de tu madre vos y tu lluvia, y salimos a caminar. Cuando llegué a Notre Dame dejó de llover, me compré un crep de Nutella y fui feliz. París es hermosa.

Hice una caminata desde Notre Dame hasta el Louvre, pasé por los jardines de Tuileries, la plaza de la concordia, y de ahí metro y a la torre. Les reconozco que cuando me estaba acercando había un edificio muy grande y yo tenía que doblar hacia la derecha , ya que no fui desde el lado de trocaderos sino desde el otro , es decir desde los campos de marte, Cuando doblé y la ví, rompí en un llanto de felicidad, y me puse muy feliz, no por mí, por mis viejos, que siempre me decían que tenía que viajar, que salir un poco mas de toda mi rutina estructurada, que no me voy ni a las toninas, y de repente ahí estaba, haciendolos felices a ellos y siendo feliz yo, tenía unas ganas de gritar MIRA DONDE ESTOY MARIA! impresionantes.

En fin, caminé hasta la torre, claramente no subí porque millón de people. Fuí hasta el otro lado y la observé desde trocaderos, hermosa ella, implacable. Era ya de noche, comí algo cerca del Arco del triunfo, mucha caminata, metro, hostel, dormir.

El día siguiente fue a pleno, cuarenta minutos de espera en el Louvre, toda la mañana ahí adentro, después a almorzar cerca del sagrado corazón, subimos, conocimos la iglesia, una hermosura, precioso !, volvimos al hostel, baño, de ahí a un club escondido a conocer que tiene un estilo medio selvático, directamente a the little red door, un speakeasy muy canchero, una buena caminata nocturna y la noche terminó ahí para mí. El plan del día siguiente fue visitar el lado este, la biblioteca de shakespeare, el panteón, las calles de parís y sobre todo cenar viendo la torre Eiffel. Me encontré con dos inglesas divinas con las que comimos caracoles, nos reimos durante toda la velada. Una cena , un café y un old fashión mas tarde estábamos acaramelados los tres y listos para abandonar la hermosa vista y salir de farra. Fuimos a tomar algo al lugar al que había ido ayer y bailar pegaditos. Al otro día (mi día de partida) almorzamos y las acompañé hasta Notre Dame, como voy a extrañar a estas dos locas lindas de treinta y algo de años.


Break temporal. Acá estoy, este ensayo quedó tan detenido que hasta no puedo recordar qué fue lo que sucedió para que deje de escribirlo. Hola, estoy volviendo a Buenos Aires, un avión largo de 13hs con destino a Lima, escala y Ezeiza. Pasaron tantas cosas.

No quiero profundizar mas sobre París, quiero intentar plasmar algunas imágenes en la mente que estoy muy seguro no va a haber problema en recordar. Tengo las fotos que saqué, me ayudan a situarme cronológicamente en las historias. Hola Barcelona. Se viene el ensayo 13 14 15 16 17. De agosto por supuesto, y 18 ya cuenta como regreso.

7 8 y 9

Que nota tan en blanco. No lo digo por el hecho de que no haya recuerdos, sino porque me percaté de que al querer empezar, bueno, pues no sabía por donde. Así que todos dirán, empecemos por el principio.

Llegué a la estación central de Amsterdam a las 23 hs el día 6 de agosto. Me bajé del tren y había que ver desde dónde salía el ferry que me dejaba cerca de mi hostel. Vale aclarar que me hospedaba al otro lado de un canal que divide a la ciudad en materia de centro y norte, estando yo en el norte. No tardé mas de un momento en descubrir que cada tres minutos salía un ferry que tardaba otros tres minutos en cruzar al otro lado, un éxito rotundísimo como el gol de Maxi Rodriguez a México.

Llegamos del otro lado, bajamos, caminamos dos cuadritas y alto enorme se alzaba el hostel que era una lo cu ra. Enorme edificio, excelente recepción, loby, todo. Yo con un hambre voraz y ellos con un "the kitchen is already closed " Que al ver mi cara se convirtió en un apurado " But you can buy some food in the center of the city ! don't worry ! . Ahora nos vamos entendiendo. El hambre no tiene idioma.


Me pegué un baño y arranqué. Si mi vida es probabilísticamente increíble, aguantenmé la risa y escuchen el resto del ensayo.

Esperando el ferry escucho un "boluda no se que cosa", me di vuelta con una felicidad enorme , un grupo de 8 chicas. Eh ..perdón. Me miraron las 8 al mismo tiempo esperando a que diga algo...Argentinas? Ay si! ajajajaj enorme la emoción y estaban hablando del pirri , una cosa hermosa, del ferry fuimos a pegar droga por supuesto, porque amsterdam se presta. La bocha es así, es simple y cortita, no hay títulos de nada y la calle invita. Me compré unos fasitos en Bulldog, meché tranca, se comió y relajó. Las argentas estaban en el mismo hostel que yo así que a la cama de una, estaba muy cansado y me esperaba un día largo mañana. 9 Am arriba, desayuno xxl, armas mochila, alquilas bici, encarás para el centro. Gran recorrida gran, entrar al Van gogh re loco, conocer dos Argentinas en la heineken experience y quedar a las 18:30 en el Dam (que en ese momento andá a saber lo que era el Dam) para vernos con Ailu. Ay corazón que te me sales del pecho. Compré rápido los recuerditos en la heineken y llegué puntual a la plaza del Dam, el tema era encontrarla a ella. El teléfono en cualquiera pero cuando querés ver a alguien se te prende la lucesita de la ubicación, usas un poco la cabeza y pensas que una persona inteligente como ella no va a estar en un lugar dónde haya mucha gente. También rememorás el look, seguro algo negro, pero si volvía del trabajo tal vez estaba formal, de todas maneras, es un perfil reconocible a la distancia porque ha de tener ese no se que que la hace destacar. Organicemonos, pensá Facundo, vos dónde estarías? tiren ideas muchachos. Y bueno, en un lugar no poblado, poca gente pero con visión general a toda la plaza, dicho y hecho, la vi desde lo lejos , con sus auriculares puestos apoyada en una pared, anteojos de sol, y la cara de orto característica que mezcla el ortivismo holandés con la calle de florida. Claramente no es de los abrazos pero a nosotros poco nos importa, de hecho, era la primera vez que nos veíamos Ao vivo, habiendo estado tan cerca tantas veces, me tuve que venir hasta Holanda para verte, a vos te parece?.

Empezamos a caminar hasta que encontramos un lugar lindo y ahí tomamos algo, el clima acompañó gratamente. En el reloj biológico uno tiene preseteado un tiempo para las salidas, pero esta de nos fue de las manos, eran casi las diez de la noche y nosotros, dos cocas y dos cafés mas tarde, seguíamos hablando. Tengo que reincidir en la cara de orto, porque como primer línea de defensa es una de las paredes mas lindas que ví. El sol le pegaba en la cara cada tanto cuando se ponía en ángulo y parecía que estuviésemos en Argentina. No me sentía para nada en el culo del mundo, había perdido la noción del tiempo, de la ubicación y probablemente la poca vergüenza que me quedaba.

Si tuviese que ponerle un título a ese capítulo de la novela, sería: "cómo conocer a alguien en 3 horas". Hay gente a la que le podés contar algunas cosas, hay otra gente a la que no. A ella, después de tantos años, sentí que contarle era una buena idea.


La despedida no fue desmesurada ya que el viernes ella sale para Argentina y va a estar cuando yo llegue, ergo y crucenmé todos los deditos, no veremos de nuevo, He aquí la felicidaT (con T) en persona.

Después de ella, el resto de Amsterdam fue pura espuma. Osea, sí, calles hermosas, hongos, zona roja, parques, encontrarte a un coro de Argentinos en el patio cubierto del hostel estando re loco cantando Desconfío y temas de Fito. Cosas que solo le pueden pasar a un Argentino con la vida probabilísticamente desbalanceada. Cuántas chances hay de comprarse una soda en Holanda cuando querías en realidad comprarte un agua? bueno, la probabilidad es 5 sobre 7 para mí. Cuántas chances hay de que se te moje toda la ropa y tengas que cambiarte y te demores algunos minutos y decidas bajar al loby donde al ver mucha gente te vas al patio techado y escuchas un Calamaro a lo lejos super afinado por 5 hombres y 3 mujeres de veintilargos, argentinos, locos como uno. Calculame esa Nestor.

Mas allá de las idas y vueltas de Amsterdam y de haberme perdido incontables veces en esta ciudad donde las distancias se miden en minutos y puentes, mas no en cuadras como acostumbramos, me gustó mucho y seguramente volvería si tuviese la oportunidad. Ahora estoy sentado en el Aeropuerto haciendo un poco de tiempo hasta que salga mi avión a París. Porque claramente el Ingeniero siempre temprano, siendo cristiano en el momento de la aduana y asegurando la data dos horas antes del despegue. Espero que París sea tan hermosa como la imagino, aunque este viaje me está enseñando a no premeditar, a no pensar siempre en el mañana, que es lo que también intento trabajar hace un tiempo en Argentina, a concentrarme en el ahora, vivir el momento y ser feliz, que al fin y al cabo de eso se trata. La gente feliz genera una resonancia en las personas que hace bien, ser feliz hace bien. Tengo muchas ganas de implementar este ligero cambio en mi vida cuando vuelva, solo que no se cómo puede llegar a resultar. Aunque siempre es una buena idea.

Amsy, A'dam, Amsterdam, un placer conocerte.
Paris, el sol te caerá bien entrando en la avenida?

3 4 5 y 6

Que fuerte todo esto, el viaje se pone cada vez mejor, yo cada vez estoy mas contento y lo mejor de todo es que todavía falta para que esto termine. Hacía tanto que no gozaba de tamaño tiempo al pedo y todo para mí que al principio no sabía como encararlo y ahora no se como dejarlo.

Ay Berlín Berlín, sos lo mas lindo que me pasó en lo que va de esta travesía.

El tren llegó a las 5:30 am a la terminal principal (haupbanhof) que claramente me impactó porque tiene CINCO PISOS, una puta terminal de tren con 5 pisos ! planta baja, primero, segundo y dos para abajo. Aguantame la risa wachín.

EL hostel quedaba a 17 cuadras así que a esa hora y teniendo que hacer check in recién a las 14hs no me quedaba otra opción que arrancar a caminar tranqui, total sabía que podía dejar mi mochila grande con un candadito y hacer otra cosa hasta el momento del ingreso. Entonces arrancamos, dar los primeros pasos en una ciudad a las 530 de un jueves te permite observarla con una paz tal, que toda la gente parece no existir (porque de hecho no había nadie) y se vislumbran mejor detalles y sonidos bellos. Fueron 17 cuadras muy lindas pero no dormimos nada en toda la noche así que estaría queriendo llegar para ir al baño y descansar un poco tirado en algún lado. No sucedió. Llegué, dejé las cosas y el espíritu que viene caracterizando este viaje me hizo agarrar un mapa y comenzar a calcular. Eran cerca de las 6 am, había que desayunar, dormir, bañarse, como primeras tres medidas. Ah también había que tener internet nuevamente porque el chip que compré en frankfurt funciona para todo europa...menos para Berlín. El café mas cercano abierto estaba en la estación, de donde yo venía, pero claramente queríamos merendar como corresponde, y gracias al amigo foursquare encontramos un excelente lugar que habría a las 8:30 am. Salí del hostel 630 am y me dediqué a dar los pasos de reconocimiento de zona, ya con mas gente alrededor en la calle, por supuesto que la ciudad es preciosa y me hospedaba en una zona céntrica pero no como el centro de bsas, un centro tranquilo, con tinte a poco poblado, sin embargo imponente y cerca de todo, a 5 minutos de caminata de la isla de los museos, una locura!. Encaré para el café y fuí el primer cliente. Mientras estaba desayunando se sentó un hombre de unos treintayalgo, bastante flaco, estilo alemán castaño. Cuando vio que estaba con un mapa y hablando medio raro con la mesera me preguntó de dónde era y por supuesto con orgullo respondí: De Argentina! . Hablamos un rato y se fue, muy amable, una actitud que en nuestro país hubiese sido rara ahí era algo de lo mas normal. Elmar se llamaba el flaco, un buen puntapié para arrancar bien con la gente del lugar.

De ahí a la alexanderplatz, conseguimos internet y subimos a la torre, hermosa vista de todo Berlín, por supuesto a medida que caminaba las estructuras y detalles arquitectónicos no hacían otra cosa mas que sorprenderme.No recuerdo que almorcé pero si recuerdo que seguí haciendo cosas ese día, visité muchos lugares y llegando a las siete de la tarde me parece (todavía un sol radiante) lo ví, se asomó por detrás de un edificio y me dejó anonadado, apuré un poco el paso para poder tenerlo en frente y apreciarlo como corresponde, muchísima gente en la plaza pero no importaba nada, estaba ahí, enorme, imponente, el berliner Dom. Nunca en la vida había visto algo tan impresionante como esa catedral. La llené de fotos y crucé a tocar la puerta, los cimientos, las columnas, necesitaba conectarme con la historia. Me percaté de que se vendían tickets para entrar así que ni lo dudé, los mejores euros gastados en mi vida junto con la audioguía. Para qué Mabel, cuando entré literalmente me puse a llorar, a los diez segundos de comenzar la la pista de audio comienza a sonar un órgano y coincide practicamente con el momento en el que ponés un pie en la cámara principal del lugar, no hay combinación mas letal que esa, si tenías lágrimas guardadas este era el momento de largarlas.
El audio te pasea por todo el lugar, por el museo que hay arriba, por la cúpula y por las criptas que hay debajo. Señala detalles como la muerte sentada delante del sarcófago de sofía escribiendo su nombre en un cuaderno. Recuerdo todavía el escalofrío que me recorrió las venas cuando estaba en las criptas. Que momento fuerte.

Al salir llovía, y a mí la lluvia no me molestaba. Lo lindo de esto fue que la gente vació el parque y me dejaron la toma perfecta a mis pies, una foto del Domo todo para mi solo. Gracias por tanto ! perdón por tan poco.

Me fui para el hostel y al llegar estaban todos mis compañeros de habitación. Cinco holandeses, dos hombres, tres chicas. Tom era el novio de una de las chicas, Walter era gay, y de las dos chicas que quedaban a una le gustaban las mujeres y la otra era un encanto pero nadie sabía para que lado pateaba. Todos macanudisimos. Me preguntaron por supuesto de dónde venía, cuál era mi "onda", todo en un inglés medio extraño y me dijeron que iban a comer algo, si los quería acompañar. Recuerden que yo me desperté a las 8 am en dusseldorf un miércoles y ya estábamos cerca de las 9 de la noche del jueves, sin dormir. Pero que va, estamos en Europa, obvio ! me baño y salimos? Por supuesto.
Así fue como arrancó la noche con esta gente, tren hasta el este y a comer en un lugar muy pintoresco, alejando del centro. Mas bohemio si se quiere, mucho mas lindo. La persona que lo atendía nos terminó regalando unos shots por la buena onda. Encaramos para un bar gay así los chicos podían divertirse y de ahí fuimos a Tresore Berlin. Un quilombo de la san concha, electrónica muy palera. A las 4 am mi cuerpo dijo basta, tom y la novia ya se habían ido y era mi momento de retirada, caminar 40 cuadras hasta el hostel nunca fue tan buena idea, no había un puto taxi y ahí llegué yo, detonado a la habitación. Dormí hasta las 11 y 20 de la mañana, medio como que saltié un poco el desayuno, alquilé una bici y me fui a almueryunar cerca de las catedrales, después metí puerta de brademburgo, parque, torre de la victoria, memorial a los judíos, recorrí casi todo Berlín en bici, fui al kaiser, ahí metí una suerte de merienda que sonaba mas a segundo almuerzo, pegué un millón de vueltas hermosas y volví para el hostel a pegarme un baño y encarar la noche. Estaba tan matadao que solo quise bañarme, comer y dormir. Al otro día también metí bici y me encontré con dos uruguayos en la recepción. Los holandeses se fueron a las 9 am con la promesa de que nos íbamos a volver a ver algún día, hermosos. Los uruguayos Nico y Agustín estaban sentados viendo que hacer y al toque entendimos que éramos del palo de la jodita, quedamos en salir esa noche a cenar y meter fiesta. Ese día me tomé el tiempo para irme hasta el nosecuantoparque memorial a los soviéticos caídos durante la segunda guerra mundial. Una locura de hermosura arquitectónica y el silencio que se te plasma en los huesos cuando girás a la izquierda y ves como se alza el largo camino hasta la estatua del soviético con una esvástica rota a sus pies, blandiendo una espada y cargando a un niño que pareciera ser rescatado, de una manera muy paternal. Que imponente. Dos pilares triangulares extraños protegen las puertas y a sus pies dos soldados arrodillados con un rifle en la mano y el casco en la otra. Me cansé de ver los detalles en las esculturas y me da algo de pena que las fotos no reflejen la inmensidad de estos lugares como estaría bueno que lo hagan.

Volví para el hostel, hice un par de cosas mas y fuimos a comer con los uruguayos, macarrones con queso, bbq ribs y al momento de brindar Nico dijo : Por el rio de la plata. Me había encontrado sin saber a dos personas geniales. De ahí a Matrix Berlin. MOMENTO ! me olvidé que ese día había ido a almorzar cerca del centro sin la bici una hamburguesa en un lugar que me recomendaron y compartí mesa con Alexa, una chica de Rumania bastante afable, estudiante de medicina que me pasó su instagram y después me invitó a comer un tiramizú.

Antes de entrar a Matrix me llega un mensaje de esta flaca preguntandome si iba a hacer algo mas tarde y si había lugar para una mas, ajaj venite para matrix mamá. La cosa es que llegó, se unió a los muchachos y a mí y todo muy bien. En momento x de la noche salimos a fumar un pirri bastante pulenta y ella dijo que fumaba así que giró para todos. Yo le di una seca tranca porque a mi suele dar sueño, ella le dio tres buenas secas sin tocer, me sorprendió la verdad porque no parecía pesar mas de 40 kg y se la bancó bien...bueno...mejor dicho, se la bancó hasta que un minuto después de la tercer seca cayó redonda al piso. SI , así como lo leen, se nos desmayó la Rumana. La asistimos y volvió en si a los pocos segundos, con los pibes dijimos listo acá estamos hasta la japi pero sorprendentemente no nos sacaron del lugar. La sentamos y se nos desmayó de nuevo, la grandísima puta madre que me parió esta flaquita. Tomó agua,se paró, estoy bien estoy bien y cuando soltó el agua dije ahí vamo de nuevo y así fue. Ya éramos expertos en atajarla, no se quiso ir del lugar, estuve una hora chupando frío ahí afuera hasta que la pibita activó y se sintió mejor, pasó el efecto del porris y nos dijo que tenía vergüenza, presión baja, etc, ta bien mamá no pasa nada , a todos nos pasó. Fuimos a  bailar un rato mas, comimos algo y a su casa, no quiso que la acompañemos y nosotros también estábamos bastante cansados.

Hoy me levanté, armé la mochila y salí con los muchachos al mauher park donde se arma todos los domingos una suerte de mercado y jodita muy lindo, brindamos mil veces mas con ellos durante todo el viaje y hoy brindamos por última vez y por volver a vernos, me despedí de ellos y acá estoy, en un tren, esperando a que este viaje siga sorprendiendomé y buscando todavía eso que que nadie sabe bien que es pero que existe y lo voy a encontrar.

Estamos todos en paz.

Berlín, fue un placer hermosa, te volveré a ver algún día.
Amsterdam, agarrate que estoy yendo.

Primero y segundo

Hola Dussy !

Bienvenidos a Düsseldorf. Fue llegar a la estación,comprar un pancho del tamaño de la casa rosada y descubrir que estaba lloviendo fuerte fuerte. El hostel quedaba a unas 20 cuadras y yo por suerte tenía tiempo de sobra. El tren arribó alrededor de las 13 hs y yo hacía check in a las 14, todo según lo planeado, me comí el panchulli y después fui a comprarme un paraguas pequeño (que todavía no usé porque aprendí que la lluvia en Alemania realmente no moja y que es lindo caminar con ella, te hace apreciar otras cosas y saber además que es solo agua).

Check in en el hostel cuando miguel (encargado de la recepción en ese horario) me comenta que llamó el padre de Kurt y dejó su teléfono para que me comunique con él. Lo llamé, Miguel hizo de intermediario ya que hablaba inglés y alemán. En menos de una hora llegó, le dí el paquete, nos sacamos una foto y se fue. Salí a recorrer un poco la ciudad, estando a unas cuadras del río me subí a la nosecuantotower (inserte nombre aquí), y arriba salió birra. Dicen que la cerveza es mas rica cuando se comparte o cuando la vista es hermosa, y Düssy por suerte es bellísimo. 168 metros de puro amor me separaban del piso y observé toda la ciudad, bajé y seguí camino por la rivera, me metí en un museo subterraneo, vi un par de iglesias y terminé caminando por la calle de los shoppings y locales de ropa baratísimos. Pasé por un supermercado, compre algunas cosas como para resolver la cena y el almuerzo del otro día, osea la cena de ayer y el almuerzo de hoy. Compré dos aguas (que resultaron ser soda) (super novato) y algunas golosinas para llevar a Argentina. Volví al Hostel y en la puerta me encuentro con un hombre que me preguntó amablente en inglés dónde había comprado esas cosa, and when i waas trying to explained to him he said to me "ah bueno bueno" y yo tipo hablas español?? era Brasilero y hablaba español muy fluído. Camilo ! de Brasil ey ! Facundo de Argentina, un placer !! Fue a comprar y de mientras yo me pegué una buena ducha. Me preparé la cena y mientras comía el llegó, ya había cenado y al instante casi de manera mutua quedamos en ir a tomar algo. Me puse un pantalón largo, las zapatillas y salimos. Caminamos casi 25 cuadras que acá en Europa no importan, no nos apura nadie, tenemos tiempo, somos tan libres que da miedo. Elegimos un bar de la barra mas larga del mundo, el nombre que le dio la gente a una calle con mas de 20 bares con barra a la calle, una hermosura.

Tres cervezas después supe que era abogado, tenía 54 años, había estudiado en la Uba durante un año y su meta era conocer el mundo, Todo latinoamérica lo tenía completo, le faltaba canadá de este lado y hacer la ruta del desierto en Estados Unidos, ahora iba por Europa.

A la vuelta me contó que antes era un tipo como yo, preocupado por el trabajo, obstinado, calculador, hasta que un día tuvo un infarto pasó, 28 días infartado por una negligencia médica y sobrevivió. Me dijo que la vida le tuvo que pegar muy fuerte para darse cuenta de que algo estaba haciendo mal.

A mí no me dejaba de sorprender lo que este viaje estaba haciendo conmigo y lo que la gente que estaba conociendo me estaba haciendo entender. Como si de alguna manera los hubiesen puesto en mi camino para despejarme las dudas que traigo conmigo, y entre ellas la mas grande, qué vine a buscar a Europa?..

Llegamos al hostel y a dormir.

Después de una buena noche de sueño, se desayunó fuerte y fuimos con Camilo a ver ropa y comprar algunas cosas, Teníamos que estar de nuevo antes de las 14 porque llegaba un amigo de él al hostel. 13:30 ya estábamos ahí. Después de un pequeño almuerzo el se fue con su amigo Ian y yo me quedé organizando un poco el resto del viaje. No nos olvidemos de Mia, muy amable, la recepcionista de la noche anterior.

Ahí sentado con su teléfono estaba Lukas, un wachín rubio de 18 años que vivía en Carolina del sur. Le ofrecí un poco de chocolate y a los 10 minutos estabamos yendo a recorrer lo que nos quedaba de Dussel and grab some coffee. Un fenómeno el wachin. Nos agarró una buena lluvia pero llegamos al hostel sin problemas.

Había una chica rubia jugando un juego que se llama nostalgia, su contrincante un chino en Inglaterra, si, así como lo escuchan. Al parecer eran amigos o se habían hecho amigos durante el viaje. No fue sino hasta que ella puso un tema de britney cuando entré a la conversación al ritmo de un :me vuelvo loco !!!. En un minuto era un contrincante mas del juego, había que adivinar artista y nombre de la canción, equivocación o no saber eran sinónimos de beber. Si se adivinaba, bebía el que había puesto el tema. Me sirvieron birrita y a jugar, apareció lukas al rato y a jugar también, fuimos a comprar mas cerveza, mi tren a Berlín salía a las 23:27 , faltaban unas horas, el momento fue increíble. Se sumaron una italiana, uno que ni idea de donde era, un ruso y Rodrigo, un chileno que tenía una guitarra, momento de brillar, prestame la viola pim pum pam, afinamo, el tocó un temita de rata blanca con la guitarra desafinada y yo arranqué de una y de frente con despacito, toda la gente bailando. Elf se llamaba ella, la que arrancó a jugar con el chino, me dio tres abrazos muy fuertes con 10 segundos de diferencia entre cada uno antes de que me vaya del hostel y encare para la estación. Hey you, have facebook or instagram or something? yeah yeah, me fui con el ig del chino, un campeón, me iba a pasar después el de Elf (esperemos). Pseudónimo de elfo por las orejas punteagudas. Camilo me dio un fuerte abrazo y nos despedimos, le di un beso a Ian y me miró con su cara alemana sorprendida. Ahí me acordé que los alemanes no son de besarse entonces le pedí perdón y le expliqué como era la onda acá en Argentina, quiso por supuesto un beso mas antes de que me vaya !. Caminé hasta la estación y acá estoy, en un tren yendo a Berlín. No se si voy a poder dormir o no, pero de todas formas espectante, con la frente en alto y esperando. No tan ansioso, estoy dejando que el viaje me sorprenda.

Entendí que esta experiencia se trata un poco de conocer, abrirse a la gente y entender que todos somos iguales mas allá del color de piel, la cultura o el idioma. Que una sonrisa es igual en todas partes del mundo y que el viaje son ellos, el viaje es la luz que te dejan las sonrisas de los otros cuando les explicas que significa La re concha de tu madre. Cuando en el desayuno un tal Alvaro te comenta como Brasil hoy es lo que es y fue lo que fue, y cuando un total extraño te ofrece una cerveza y tenés que agarrar porque ahí estas, entregado a la vida, si pedís que te sorprenda tenés que saber decir que si.

Así que Dussy, fue un placer. Hola Berlín, como dijo un cordobés amigo, sorpreeéndeme.

31 y primero

Adios Frankfurt.

Ayer, 31 de julio, nos levantamos temprano, desayunamos y bajamos la aplicación necesaria para alquilar una bicicleta, por supuesto no resultó ya que tuvimos algunos problemillas para poner el número de teléfono en la cuenta, en fin, encontramos un lugar del otro lado del meno dónde al precer las bicis eran buenas. Estaba a casi media hora de caminata, pero cuando estás en Europa caminar no parece ser un problema, tenemos tiempo y ganas de sorprendernos. Fuimos hasta el local, llegamos alrededor de las 10:30 am. Nos querían cobrar 19 euros cada bici, una locura che! la mujer que nos atendió hablaba español, había vivido 5 años en España, y nos recomendó no ir por algunos lugares que tal vez eran poco seguros. Mamá, somos de Argentina. Claramente estalló en risas.

La primer parada fue en un supermercado, compramos algunas cosas para el almuerzo, una latita de coca cada uno, y partimos a la nosecuantotorre, una torre de casi 44 metros hecha de madera, en el medio de un hermoso parque, el viaje en bici hasta ahí fue excelente. Primero que nada volver a subirme a una bicicleta! después de tanto tiempo!, y segundo, el cachorro contento, yo contento, meta pedal descubriendo pedacitos de frankfurt que contrastaban totalmente con el centro de la ciudad. Cuanto mas nos adentrabamos en las calles, descubriamos casas hermosas, pequeñas hechas de madera, con un estilo quinta, mucho pasto, autos muy buenos pero año 2010, leasé bmw m2, mercedez benz, etc.

Llegamos a la torre después de gritar ITALIA un par de veces. Subimos, mas escalones dios!.
La vista era preciosa por supuesto, y ver los puntos de la ciudad desde otra perspectiva te hace grabar cada detalle en la memoria y atesorarlo, ojo, también te dan ganas de hacer lo mismo con tu país, con tu ciudad, con tu barrio. No puede ser que al final, voy a conocer la torre Eifel y no me subí a la torre de Ader.

En fin, almorzamos en el parque escuchando temas de la bersuit, divididos, calle 13 y charly garcía, muy cachorro style todo. Nos subimos a las bicis y partimos a una travesía. Bordear todo el meno, cruzar y seguir el nidda hasta el nosequeparque (después les prometo que busco el nombre y lo pongo). Habremos estado pedaleando unos 30km, ah no Mabel como teníamos el orto, a la miseria! a parte las bicis eran para pasear, digamos no estaban diseñadas con la mejor amortiguación del universo, de hecho no tenían amortiguación alguna. Vimos de todo, paisajes, autos, motos, casas. (Estoy escribiendo esto en el tren que va de Frankfurt a Dusseldorf y se me acaba de sentar una mina al lado que debe pesar 100 kilitos, y no por masa muscular. Lo mas grato de esto es que en este vagón los asientos son numerados pero al parecer los turistas no lo entienden, ven un asiento libre y se sientan. Espero que el verdadero poseedor de este asiento venga a reclamarlo, y que por lo menos no esté todo chivadito). Pasamos por parques, por calles llenas de árboles que no dejaban pasar el sol, y todo esto sin ver UN SOLO BACHE, ni uno eh ! todo bici-senda, estos tipos realmente saben lo que hacen.

Una vez que llegamos a este famoso y gran parque nos tomamos unas Schrweps (no me acuerdo como se escribe) mirando el pasto y a unas chicas que se estaban tomando un cafecito ahí cerca, no dejaban de relojear y el cachorro se hacía el poronga con esa risa carcaterística que tiene. Lo pienso y me emociona saber que está contento pero me parte el alma haberlo despedido hace un rato en la terminal de trenes para que vaya a Barcelona, creo que voy a estar tranquilo cuando llegue a casa y esté con mi familia, a la vez me garcha la idea de estar encarando esto, TODO ESTO, solo. Bah, "solo". Es una suerte de viaje de autodescubrimiento bastante emocionante y creo que me va a ayudar mucho a manejar mis emociones. Gus cortez me dijo antes de salir del aeropuerto, en un mensaje, "Que tengas un gran viaje, que aprendas, que te vueles la bocha, que recorras lugares, que te pierdas en algún pueblito o ciudad que también está buenísimo, que conozcas gente y sobre todo que traigas de allá lo que fuiste a buscar, sea lo que fuere. Vayan todos en paz nene, abrazo grande y buen viaje.

Eso era lo que necesitaba leer.

La cosa es que después de tomar las mierditas esas encaramos ya para el centro de frankfurt de nuevo, lo digo como si fuese OH EL CENTRO pero fueron 20 cuadras y nos metimos al shopping, había que conocer esa mierda y también ver si encontrabamos alguna ofertita, no fue el caso.

Íbamos a volver al hostel cuando nos acordamos que HABIA QUE DEVOLVER LAS BICIS! al final nos habían cobrado 10 euros a cada uno porque le dijimos a la mina que antes de las diez de la noche las devolvíamos, no las íbamos a tener las 24 hs, eran 12, y la flaca accedió. Acá estan acostumbrados a que la gente pague las cosas lo que salen, pero Argentina por su nombre.

Fuimos entonces a devolver y otra ve a volver caminando desde ahí, pasamos por el fulano puente (prometo que después busco todos los nombres). Lleno de candaditos todo muy monono. Seguimos para el hostel, elongueta, ducha, cachorro y a cenar.

LA CENA POR DIOS, nos fajaron algo de cuarenta euros y pico, una guazada, pero comimos lo típico de frankfurt, con birra paulaner hecha en casa y vista al Dormer (la catedral esa a la que habíamos subido). A parte habíamos abaratado costos considerablemente en el almuerzo, quién nos iba a privar de una buena comidita?. Cuando estaba esperando a que el cachorro saliera del baño, ya habíamos pagado y llovió un poquito, unos 3 minutos, paró y nos fuimos. La idea fue volver por el río hasta el hotel, muy acertada. En cuanto pusimos un pie en la senda de una de las orillas del meno empecé a sonar Anguilita, de la gran piñata, en el teléfono, en ese mismo instante comenzó a llover de nuevo, y paró cuando terminó la canción, unos 20 segundos después. Como si de alguna manera la lluvia hubiese servido de manto y capa para ocultar algunas de las lágrimas que me quisieron caer, lágrimas que dispara ese tema y me hacen extrañarla.

Hoy nos levantamos, desayunamos y no me percaté de lo que sucedía hasta que preparé la mochila y fui a la habitación del cachorro, el estaba preparando la suya y puso un tema que me sacó muy de centro, decía en una parte algo como que yo , que hablo tanto del olvido, todavía me cuestan los despojos. No lo iba a ver mas por unas semanas, pero pensé, mi familia no lo ve desde hace meses, y yo lo pude ver antes que ellos, son tan dichoso. Hay que saber aprovechar lo poquito que la vida nos regala, y reconocer esos regalos, agradecerlos. También y por supuesto, hay que saber ser flor mientras vuelan guadañazos.

Nos abrazamos, y lo vi sentarse en el tren que lo llevaría al aeropuerto, subí la escalera y lloré, ni fuerte ni despacio, pero lloré. Como en este momento, tal vez un poco mas, ahí habían caído lágrimas, acá solo se me ponen vidriosos los ojos, esta angustia hay que saberla manejar porque en el fondo, muy en el fondo, quiero creer que no es angustia, es felicidad, miedo tambíen, no se lo que és, pero és.

Acá estoy, en el tren que les comentaba, yendo a Dusseldorf, espero que el clima no me juegue malas pasadas, ya que están podrían enterrarse unos cuchillitos no ? igual cuando lean esto va a ser tarde, y me gustaría decirles que no llovío en todo el viaje mas que algunas gotas.

Después de Dusseldorf viene Berlin, la locura,y mas tarde Amsterdam, donde tengo a Ailín, una cara conocida en el medio del viejo continente.

Estas notas me hacen extrañarlos, quererlos, a sea quienes fueran que estén leyendo esto, si lo están leyendo es porque 1)nivel de confianza. 2) Amor existente.

Un abrazo grande. Gracias por estar del otro lado.

29 y 30

Todavía estoy entrando en confianza con Europa.

Ayer sábado llegué a las 17hs al hotel. Bajé del avión, aduana, migraciones, literal 15 minutos para sacar el boleto del tren que me iba a traer hasta la haupbanhof (estación principal de trenes), me bajé, con la mochila grande, el buzo y la mochila chica adelante, salí del retiro primermundista y dije para mis adentros...y ahora? no tenía internet en el teléfono, no podía comunicarme con el cachorro, no sabía si estaba bien, si había llegado, si me estaba esperando, si le había pasado algo. Solo sabía que el hotel estaba a tres cuadras de la estación y con un mapa ancestral impreso antes de salir de mi casa, llegué, hice la filita, check in y el tipo me dice Ah señor LoUpez, recién estuvo su hermanou por aquí, hace una houra. No saben como volví a nacer, EN SERIO ?? ESTA ACA??, perdón, really, he es here? , i don't know if he left the room me dijo, de todas maneras me dejó tranquilo. Cuando agarré las mochilas y me dispuse a subir, escuche un silvido característico Argento López y cual perro buscando a su dueño miré rápido hacia todos lados y ahí estaba, sentado en un sillón, pierna cruzada, brazos anchos, se paró y vino hacia mí, no lo dejé llegar y nos fundimos en un abrazo único, mi cachorro estaba conmigo !!

Me pegué un baño y salimos a caminar por Frankfurt, cenamos tipo 7 de la tarde, chusmeamos un poco mas, volvimos al hotel y a descansar, había sido largo el viaje.

Hoy arrancamos temprano, antes de las 8 am estabamos ya desayunando. Terminamos, salimos a comprarme un chip, recorrer un poco, le metimos pata por varios puntos lindos de la ciudad, caminamos la orilla del meno del lado de los museos. El cachorro había dejado lavando ropa así que no podíamos alejarnos mucho del hotel. Al mediodía ya solucionado lo de la lavandería encaramos para el casco histórico de Frankfurt, almorzamos unas hamburguesas ahí, geniales! y después subimos a la punta del Dormer, una iglesia de la concha de su madre. Del domer fuimos a tomar un café a orillas del río y de ahí a la main tower, uno de los lugares mas altos de frankfurt, por no decir EL MAS ALTO. De ahí nos volvimos al meno a meter birrita y pretzel para volver luego al hotel, pegar un buen baño reparador y encarar ya los planes de la cena. Fue a los pies de una torre que no me acuerdo el nombre y ahí nomás al que según dicen es el mejor barcito del lugar, me tomé un whiskey, single malt 16 años. El cachorro cuba libre y birra. Terminó la noche y volvimos caminando unas largas cuadras hasta el hotel donde ahora estoy escribiendo estas palabras para no olvidar los detalles del viaje, de verlo feliz al wachín y de estar tranquilo.

Me inquieta un poco la idea de qué va a pasar cuando él no esté, cuando van a faltar varios días para ver una cara conocida, con todo este tiempo sin poder compartirlo. No nos adelantemos, tiempo al tiempo. Por ahora sigo entrando en confianza con Europa.

San Pablo, comienzo del viaje

Como dije en una nota, este viaje empezó hace unos años, en mi mente. Como una gota que golpeaba sobre la superficie, hoy las ideas se materializaron, soltamos amarras y nos entregamos a la incertidumbre. Volveremos?

Estoy sentado frente a un gran ventanal (?) en el aeropuerto de San Pablo, tomando un café y haciendo tiempo para abordar el vuelo que me llevará a Frankfurt. Venir de Buenos Aires hasta acá fue un viaje bastante corto pero aún así le di unas vueltas a la música que traía en el teléfono y leí La hora del Diablo, de Fernando Pessoa. Cada vez que encaro ese ensayo le encuentro una vuelta distinta a las frases, a la manera de armar la situación y a como encontrarme conmigo mismo en la lectura.

En el free shop del aeropuerto Jorge Newbery me encontré con Nahuel Toledo, quién nos cree estas casualidades no? pero bueno, así fue. Él y su novia hicieron que la última horita de espera antes de abordar fuese muy rápida y vi eso como una buena forma de arrancar este viaje. Una señal tal vez.

Estaré llegando a destino mañana por la mañana de Argentina, osea a las tres y pico de la tarde de Alemania, me da un gusto a perder tiempo viajando, pero los aviones también son experiencia. Hoy vi la costa desde lo alto y bien de lejos, puerto madero, retiro, una locura que hacía años no observaba; reparé de mi cara de asombro durante el despegue, no lo podía creer y era algo tan básico como cambiar un punto de vista. Mi asiento contra la ventana, por supuesto, un asiento libre que nadie ocupó en el medio y una chica de Brasil en el tercer lugar. Hablemos de asombros cuando observé Sao Pablo desde arriba. Las casas coloridas! la arena, las plazas, las avenidas. Estoy seguro de que mi cerebro no se dió cuenta de la cantidad de información que estaba entrando por mis retinas, pero así como quien no quiere la cosa lo dejó ser, al momento. Me dejé existir y vivir esa simple experiencia de conocer como un ejercicio para ir ablandando la cabeza a lo que se viene. Ver París, ver Berlin!, la torre, los canales, el Parlamento. Barcelona, la Sagrada, todavía no lo puedo creer, no puedo asimilar que eso es lo que se viene y me siento muy feliz, me emociono. Voy a poder descansar, y eso no es poca cosa.

Quizás esté escribiendo estas notas mitad para pasar el tiempo y mitad a modo de anclas, no quiero olvidar nada de este viaje. Ojo, no digo que de no existir estos escritos yo me iría a olvidar del viaje, pero si digo que en los detalles de estos ensayos está el enriquecimiento que necesito para cuando quiera volver a leer, y de alguna manera subirme de nuevo a estos aviones en mi cabeza, recorrer las calles, sentir el calor, despegarme un poco de la ciudad de la furia y volver un ratito a esto que acaba de arrancar (que arrancó hace unos años como idea dijimos).

Es muy extraño tener que recurrir al léxico verbal de los ademanes para comunicarte en portugues por ejemplo. O de cómo siempre antes de preguntar algo sonreís para no caer mal y mostrarte vulnerable, del verbo "hola, necesito que me ayudes ".

Ya se está ocultando el sol, son las 17:43 y embarco a las 21 (aparentemente). Nos queda decidir si le agotamos toda la batería a esta computadora (porque claramente tengo adaptadores para todo MENOS para Brasil) o le dedicamos un rato a "Qué es la física cuántica". Lo iba a empezar a leer en el vuelo hacia acá pero me pareció bastante denso para un viaje tan corto, al margen de que ya lo leí y se que la única manera que existe para que vuelva a recorrer los caminos de Schroedinger es estar metido en un vuelo de mil horas de Brasil a Alemania.(Ojalá haya alguna peliculita, encontré una forma de bajar app de latam al teléfono y ver movies o series desde ahí pero vamos a ver si anda, no hay internet acá y el wifi es una poronga así que espero poder bajarla desde el sistema del avión, nada que un pequeño tapeo de teclas no solucione).

Hoy conversé conmigo, bah, como siempre. Fue antes de aterrizar, en el despegue estuvo todo mas que bien, adrenalina, emoción, una locura hermosa, música en mis oídos y los muchachos alborotados, exitados, no hubo ningún problema. Cuando el piloto dijo en portugues y luego en inglés que nos aproximabamos al descenso, no se por qué me puse un poco nervioso. El avión hizo una suerte de salto de montaña rusa y por dos segundos hubo gravedad cero, fue bastante brusco y toda la gente se exaltó como diciendo: atenti que este no jode. Arrancamos a descender con algunas turbulencias y se pusieron de acuerdo para por un lado calmar la ansiedad de estar en tierra, disfrutar el momento, la adrenalina, regular el consumo de oxígeno y hacer que nadie pierda la cabeza, entre ellos y para conmigo.

Sigue perdiendose el sol en un horizonte al que no tengo acceso visual, se empieza a poner un poco fresco acá pero nada que mi buzo y mi calor corporal no puedan bancar. Se prendieron las luces de la pista y esto es inmenso, es un aeropuerto muy grande (tampoco es que conozco muchos aeropuertos), Está separado en tres, yo llegué a la terminal uno y tuve que venir a la terminal 3, tardé literal unos 20 minutos caminando. Ahí van 20 minutos menos de espera y algo de caminata. Me pone contento haber estado escribiendo un rato largo y tener 89% de batería en esta cosa, realmente MUY contento, pensé que se iba a gastar mas rápido PERO NO, ahí tenés. Este viaje tiene momentos donde la ansiedad de que algo suceda te come la cabeza y por momentos soltás y te olvidas de todo. Esperando el despegue desde BsAs me llega un whatsapp de Pato preguntandome algo del laburo. En serio? no me dejan irme tranquilo!! ajaj igual a pato le respondo lo que quiera, de lo que no tengo ganas es de llegar a destino y ver un whatsapp, UNO SOLO, del gerente, porque sería una forma de atarme, es un tipo extraño que tiene por hobby joderme la cabeza. O tal vez solo soy yo, que me autodigo a mi mismo que él hace lo que hace como boicot psicológico y genero en mí iras innecesarias para canalizarlas de maneras muy hermosas.

La vista no deja de mejorar.

Inserte foto de este momento aquí.

Creo que no se llegan a apreciar las luces de la pista, tal vez porque no es totalmente de noche. Son las seis de la tarde (ay todavía faltan tres horas). Es como la espera para mas espera. Dejenmé averiguar cuanto dura el vuelo. Buscando check in. Dura 11hs y 50 minutos. Me había asustado porque claro, dice que llega a las 15 hs a Frankfurt, pero las 15 de allá, que serían las 10 am de acá. Ahí tenes las doce horitas. Con dormir 6 de las 12 yo ya me considero dichoso. Vuelvo a meter una simil plegaria por acá para ver si consigo ver una peli aunque sea, ahí matamos dos horitas, mas algo de batería que le pueda dejar a esto, vaya a saber uno.
Ahora si es tan de noche ! todas estas luces, una belleza.

Espero que la próxima nota que haga sea desde el hotel de Frankfurt, ya con el cachorro al lado mio, muero por abrazarlo, saber que está bien, que me cuente todo lo que hizo, verlo feliz. Se lo ve en las fotos, no puedo mas de la emoción.

Nota de color: después de almorzar encontré un par de asientos que no tenían el separador en el medio y metí la siesta que no metí en el avión, fue un éxito rotundo.

Seguiremos con esto, como primer nota me pareció bastante balbuceada y estirada, no a propósito, pero había que hacer pasar el tiempo, sabrán comprender.