Otra vez

sábado, 23 de julio de 2016

Hoy lo volví  a ver. Es decir, en mi cabeza.

De hecho acá está. Sentadito conmigo, mirándome otra vez, de brazo cruzados, haciendo que no con la cabeza.

No se para que escribo esto....será que me estoy volviendo realmente loco??

Domingo/Lunes

lunes, 18 de julio de 2016

Hablemos del Lunes, del Domingo, de mí:


Lunes, interminable siendo las #?&/ hs , yo quiero estar descansando en mi casa, 6 hs de corrido, pero no. eterno, interminable, eterno, largo y simple, llano, monótono, calmo para mal, sin paz, sin altibajos, sin ira, sin pasión, vacío, interminable, eterno, de esas eternidades que no se quieren transitar. Eternidad de NO paz, eternidad vacía, Empty eternity.
A qué se debe este segundo yo que hoy no me habló en todo el día? Lo encuentro callado, mejor dicho, no lo encuentro. Mi observador, mi ser pensante....lo veo en mi cabeza, el me observa de brazos cruzados, ceño fruncido, vestido de camisa, y me hace un leve "no" con la cabeza, mientras baja los ojos, como desilusionado de mi, y de él por transición, porque él es mi yo pensante, yo soy él en la tierra? o el es yo en mi mente? No es esta la máxima del ensayo (otra vez me mira y mueve la cabeza de izquierda a derecha).

Domingo de soledad, de tener que estudiar, de sentir vacíos y no vacíos. Creo que la palabra que desencadenó todo esto fue "Privacidad". Tenemos privacidad? tenemos secretos? algo nuestro está a salvo del mundo? Nuestros secretos son nuestros demonios, somos lo que decimos, pero mas somos lo que callamos. Somos nuestros demonios, porque los ángeles son todos iguales.
Como me relaja escribir.
Instagram, Twitter, Facebook, Whatsapp, Blog, este maldito blog, y más redes sociales. En mi caso un medio para expresar el arte que me nace de adentro, que este bien o mal no me interesa, que guste o no MENOS, pero libera, relaja, satisface que un acorde pueda cruzar el mundo, tiene un lindo 'queseyo'.
Son herramientas de trabajo, de catarsis, de diversión,
Esto se está yendo de tema pero en realidad ES el tema. Todo lo que hay online de nosotros....todo...a tal punto de desnudarnos de cosas que todos ya saben, y ser solo nuestros secretos. Pero estamos a un hilo de no ser por completo, a unas teclas de que se sepa lo que no queremos que nadie sepa, porque no se puede saber.
Nota: Hace ya unos años sabemos que la ubicación de nuestros smartphones es rastreada en todo momento (si lo permitimos, cosa que hay que se recomienda si uno lo utiliza como gps), lo que tal vez no todo el mundo sabe es que uno como usuario es capaz de acceder al historial de ubicaciones y saber en dónde estaba a una determinada hora de un determinado día, años A. Espeluznante que alguien tenga nuestra contraseña de Google. Fácil como jugar a la rayuela uno podría detectar patrones, horas de llegada, de salida, cuándo no estamos en casa, cuando estamos, qué lugares frecuentamos, es decir, nuestra privacidad respecto a la rutina o al simple hecho de que otro sepa en todo momento nuestra ubicación es algo que en lo personal me retuerce hasta los huesos.
Nuestros rastros digitales pueden servir para mucho, recuerdos gratos del pasado, bellos momentos, fuentes de estudio interpersonales de la data : qué lugares frecuenta, qué música le gusta, que gustos en general tiene?, es lindo linda ? es feo fea? nos gusta? nos atraen sus costumbres? en cuánto? 3 minutos de hacer un promedio entre las 10 o 12 fotos vistas en instagram, sumamos algunos twits relevantes, multiplicamos por facebook, dividido organizaciones benéficas que le interesan y voalá: en minutos tenemos el perfil psicofísicoemocional de nuestro objeto a estudiar (supuesto perfil aceptado, errado).
Eso....desde afuera.




Pero......y desde adentro? desde el poder de las herramientas propiamente dichas? de evaluar un auto por como se ve, y como se ve que lo manejan, a sentarse en él cuando nadie está mirando ...Claramente uno desde adentro , desde el asiento del conductor ve ángulos que nadie ve, siente poderes que nadie siente, escucha ruidos que nadie escucha, pero atención, puede bajarse y decirle al dueño: mirá, manejé tu auto, Necesita unos ajustes, habría que revisar la salida, dobla medio fuerte, si a vos te gusta dejalo así, pero esto veo yo........o puede uno acelerar y fundir desde el motor hasta el último tornillo, y adiós auto, adiós todo. El poder del suicidio social al alcance de unas teclas y unos cuantos clicks. El poder en manos equivocadas de quienes a diferencia de uno ,violan la intimidad de la gente y sacan provecho de ellos. No protegen, dañan.
Cuando uno tiene el poder de tener ese poder (perdón la redundancia)...cuando uno tiene la inteligencia y las herramientas suficientes como para poder ver a las personas desde adentro de sus redes sociales, uno experimenta ciertos ataque de ética, moral, y dudas, muchas.
Uno se rige bajo el concepto de "el que busca encuentra" ,...por uno no busca.
Uno se rige bajo el concepto de "si preguntas, bancate la respuesta"...por eso uno no pregunta.
Por eso uno se queda donde está, y prefiere ser necio ignorante feliz en la incertidumbre de no ver mas allá de lo público (QUE YA ES DEMASIADO). por eso uno no jode con los secretos ni los demonios de otras personas.
Pero si uno tiene tantas capacidades y tantas herramientas.....nada quita que no pueda haber otro.
Y ese otro no solo las usa, sino que lo hace destructivamente,
Hasta ahora todo bien, pero y si en este momento me están rastreando a mí? me están evaluando? , si están escarbando en esos secretos míos, los más íntimos, los más instrinsecos, que pueden haberse desbarrancado de a poco en un mail, o asomado en una nota, o tecleado en una conversación de celular. Quién tiene tanto poder en sus manos con el afán de destruir y no lo hace? por qué no lo hace? Qué espera?.
será real? será que hay alguien que ya me intervino? si soy uno en un millón,...estaré a tiempo de desaparecer de todos lados y ser solo físico? si, no. Son herramientas que uno también usa.
Agujerear los discos rígidos, cerrá tu Facebook, tu twitter, desvinculá cuentas, cambiá tu teléfono, Facundo son tus demonios los que están en juego. 
Esto no es un ataque de pánico, pensé...
No.
Esto,....esto es paranoia...







Y así ya es lunes, y el que piensa me mira todavía tratando de acomodarse..muy callado, y claro, con todo lo que pensamos ayer, hoy tiene derecho a no decir nada.

Al fin y al cabo, todos estamos locos.

TIEMPO

domingo, 10 de julio de 2016



No mires cuanto te falta, observa en cambio todo lo que ya hiciste.

ATTACK

martes, 14 de junio de 2016



La Droga, el pánico, el despertar.

Arrepentirse.

Ceder.

Arrepentirse.

Caer.

De qué sirve caer?

De qué sirve arrepentirse?

De qué sirve ser ?

De qué sirve no serlo?

Caer.

Levantarse.

Caer.

Arder.

Morder.

Caer.

Arrodillarse.

Intentar levantarse.

Intentar ser.

Ser.

Volver.

Correr.

Enloquecer.

Vencerse.

Vencer.

Caer.

Levantarse.

Pero Entregarse Jamás-.



.

Le arranca el hígado a los distraídos

viernes, 4 de marzo de 2016



Que ironía verla partir de nuevo, un 29 de febrero.





Como si el destino supiese de amores perdidos y encontrados, me hizo despedirla un 29 de febrero, así, durante los próximos tres años, no tengo permitido extrañarla, porque si ese día no existe, entonces ella nunca se fue...




.

Aún me acuerdo de aquel bar

miércoles, 2 de marzo de 2016

Aun me acuerdo de aquel bar en la latina, 
donde te encontre llorando en el lavabo, 
unos chistes y a reir, 
dos gyn-tonics y un abrazo, 
Buenos Aires y Madrid al final se han encontrado 
me dijiste entre las mantas de mi cuarto 
y esa noche freno en seco el calendario. 

Por las tardes fueron parques y museos, 
por las noches nos quitabamos los miedos, 
Eran dIas de guardar, 
fueron noches de desvelos 
tu pensabas que el amor era poco mas que un juego, 
y una tarde me dijiste “yo me vuelvo” 
y alguien apagó la risa en los espejos… 


Y te fuiste huyendo como los pájaros del invierno, 
seré la excepción 
mi dolor no lo cura el tiempo, 
no estoy loco, estoy reloco por vos… 
no estoy cuerdo es el recuerdo de tu voz. 


Tu buscabas un amante de entretiempos 
yo esperaba un corazón de cuerpo entero, 
Que distinto es mi dolor 
a tu "te echare de menos" 
me dijiste “chao my love en la argentina yo te espero” 
y llovió en la terminal del aeropuerto 
y alguien apretó el boton del desconsuelo 
y ahora que nadie me lleva a la latina, 
ahora que nadie me dice “mi gallego”, 
hasta el mate que sobró creo que se lo llevo el viento 
al final lo que quedó 
medio falso y medio cierto 
solamente una canción de desencuentros 
y la titulé relocos y recuerdos 

Y te fuiste huyendo 
como los pájaros del invierno, 
seré la excepción 
mi dolor no lo cura el tiempo, 
no estoy loco, estoy reloco por vos… 
no estoy cuerdo es el recuerdo de tu voz

Relocos y Recuerdos

lunes, 29 de febrero de 2016

Volver a verte y sangrar.


Ayer la volví a ver.


Eso quedó escrito en la nota del domingo a las 23hs, y no pude seguir escribiendo. Quedé en blanco, queriendo plasmar hasta el detalle todo el suceso. La mente iba mas rápido que la pronunciación y a la escritura le ganaba por escándalo.
Me había olvidado cuan difícil era plasmar lo que uno siente cuando el cuerpo todavía es un ecatombe de sentimientos.

Para ese momento todavía estaba vivo el recuerdo de sus brazos alrededor de mi cuello, tan gentiles, tan descansados, yo tan suyo. No me malinterpreten, sigue vivo, mas que nunca.

A todo aquel que intuye o sabe de quien hablo, bienaventurado sea al poder leer estas palabras y entender la magnitud que hay detrás de cada una de ellas. A los que no intuyen y a los que no saben...bueno...no creo siquiera que tengan acceso a este blog.
Esta es otra ancla a la memoria.


Viernes 26 de febrero, me dice que va a volver unos días a la ciudad de la furia a.k.a Buenos Aires . Barajo rápido el asunto sabiendo que nos teníamos que ver y arreglamos para el sábado a la noche. 
Sábado 27 de febrero. 20:00 hs, conurbano Bonaerense. 
Toco el timbre, sale su amiga, ella ya viene, pasá, esperala adentro. El cuerpo me temblaba, Mis piernas apenas podían soportar el peso de mi cuerpo, y yo ya estaba jugado. Era de entenderse pues, habían pasado casi tres años.

Cuando la ví no tuve otra reacción mas humana, o mas pura que la de abrazarla como quien respira luego de estar sumergido un largo rato en el agua. La abracé y respiré tal cual, la sentí pequeña en mis brazos, y supe en ese momento que perteneció allí toda su vida, que ese siempre fue su lugar.

La miré sonreír con un alivio y un miedo tan mezclados que me sacudieron un poco, Pero al instante tiró un ":- hola" que bastó para todo.

Pensé que el abrazo iba a ser mas largo pero no lo fue, fue suficiente, justo, ni muy muy ni tan tan, fue, otra vez, puro. Sin ir mas lejos no dejaba de ser un saludo.



Como uno nace Ingeniero, tenía todo planeado, el lugar a donde íbamos a ir quedaba en el otro lado del mapa, pero tenía que ser ese. Nos esperaba una reserva, mesa para dos, con una vela por favor.
Casi 40 minutos de viaje nos alcanzaron para ponernos al día con muchas cosas, igual, como era de esperarse, hablé mucho yo. Primero porque no puedo contener el impulso de hablar, se sabe, y segundo porque ella no es puntualmente una chica que hable tan abiertamente a la primera de cambio, menos después de tres años de no vernos.

Cuando llegamos ahí estaba, La flamante mesa, Las sillas distintas, y la vela. La única mesa con una vela en todo el lugar. Yo era un campeón, al hacer la reserva le pedí a la muchacha ese favorcito ":- si son tan amable por favor poner una velita ".  Son detalles que no suman, multiplican.

Mi intención por supuesto no era seducirla ni nada por el estilo, pero si quería que ella se sienta a gusto, y si la situación me permitía un chiste, yo lo hacía y ella estallaba en risas. Cada risa era observada, al detalle, recopilada, estudiada y grabada en mi memoria con una perfección incalculable. Estaba tan hermosa como siempre, desde la primera vez que la vi, con su campera negra, su mandala tatuada en la espalda y su cuaderno, hasta la última vez que la vi, A punto de llorar, bajo el marco de una puerta en un departamento de Capital federal.

Siempre me gustó hacerla reir, es un no se qué muy bello, y ella tiene una risa que infarta.

En fin. Terminamos de comer, Cuando le pregunté si quería un café o algo ella me dijo que no, yo si necesitaba uno. Después del cortado salimos, Sus ganas de fumar un cigarrillo se notaban ya sobre el final de la cena. A mi mucho no me gusta que fume, ella lo sabe, pero sus besos no tendrían el mismo efecto sin ese 1% de nicotina que queda en ellos. Supongo que es parte de la adicción que supieron generar hace tanto tiempo.

Nos sentamos en una escalera cerca del resto, era bastante ancha y yo me senté a su lado, ni muy cerca ni muy lejos. Había una distancia corporal que si bien se había roto al primer abrazo, todavía seguía latente, como si fuésemos dos chicos en su primera cita. Algunos chistes después nuestras piernas se rozaron, nuestros hombros también.

Parafraseando a Santiago, fue tan dulce su amarillo y tan dantesco su capricho cuando dejó de fumar, y fue esa la manera que eligió para matarme. 
Nos paramos, y cuando ella estaba por bajar el último escalón, la abracé, con mi cabeza a la altura de su pecho. Fue un abrazo distinto por supuesto, mas profundo, mas detallista, sin tanto quilombo en la cabeza.
Mi mente relacionaba que después del abrazo venía el beso, pero estaba bloqueado, ni siquiera pensaba en eso, no estaba listo para volver a caer en esas drogas de nuevo, era mas fuerte que yo. La abrazaba como si el que necesitara contención fuese yo, pero ese abrazo decía te extraño, por todas partes. Venía todo bien hasta que un auto pasó con el volumen al máximo, estacionó en el semáforo y sonó ráfaga a morir, Estábamos en Victoria y se escuchó hasta en Olivos. Fue suficiente para sacarle una carcajada, y para cortar con la dulzura del momento también.

"arrancamos" para el auto, distendidos, no fue tan largo el momento, pero tenía que estar. Los dos nos dimos cuenta a los pocos segundos, que faltaba mucho todavía, la abracé de nuevo, esta vez ella para en el piso, donde claramente la altura la dejaba mas indefensa y en desventaja.

La abracé esta vez, y trataba de recordar cada tramo de su espalda, cada rinconcito de su cuello, absolutamente todo. Su pelo, su nariz, sus ojos, todo, todo, cuando digo todo, es todo. Tenía que tatuármela en la piel, y se lo dije, Necesito verte y tocarte así porque no me puedo dar el lujo de olvidarte , porque te tengo que recordar,..porque no se cuando voy a verte de nuevo. Casi casi casi lloro, pero me la banqué como un campeón. En los cambios se rozaban los cachetes, se buscaban los huecos en nuestros cuerpos y así como se buscaban, se encontraban.
Yo pertenecía a esos brazos, pertenezco a ellos desde ese Abril del 2013, nunca hubo otro lugar de procedencia ni un sentido del arraigo mas intrínseco, mas fuerte. Lo sabía.

Si vamos a confesar, confieso que tenía ganas de besarla, muchas, pero me daba un miedo terrible, porque sus besos acarrean el recuerdo de uno de los sucesos mas fuertes de toda mi vida, y con ese suceso todo su después, los mil ataques de pánico, el insomnio, la droga, el despertar.

Nos miramos, me miró, la miré, me miró, la miré. me miró, la miré, la abracé, unos segundos, y cuando mi cabeza quiso cambiar, rozar su cuello, fue ella quien tiró a matar, como quien no aguanta más esas ganas irremediables de que se vaya todo a la mierda, y me besó.

Si loco, me besó ella, no se si me habrá querido devolver lo que le hice yo aquella vez, de besarla tan fuerte que no alcanzaba el aire del mundo para que vuelva a respirar, pero sea lo que sea que se le cruzó por la cabeza, lo logró.

Nos besamos un momento y tomé distancia poniendo su frente contra la mía, y después me fui un poco hacia atrás, Fueron dos o tres besos de tanteo, muy despacio, ella tenía que saber donde estaba pisando, y yo también. Después de la distancia no lo pensé, no pensé en nada de hecho, y la besé como nunca besé a nadie en la vida. Esos besos estaban de nuevo, más curtidos, pero mas sentidos, con ese gusto a nicotina y esa forma de bailar. Eramos el caos hecho canción, eramos un blues a las 2am, la tercera de Bach, La sagrada familia de Gaudí, la Prosa de Joaquín y la voz de Serrano.

Ojo, fue tirarse al vacío, esos besos despertaron los recuerdos, los hicieron vivir de nuevo, todos y cada uno, los lindos y los feos. Pues claramente no es todo color de rosa, sabíamos que eso iba a pasar, teníamos miedo, y al parecer no nos importó.

La tengo que ver de nuevo antes de que se vuelva, necesito arraigar una última vez (quien sabe por cuanto tiempo) su recuerdo, sus facciones, su ser.

Hablando ella me dijo que tenía miedo, que ya chocó muchas veces, me dijo un montón de cosas, y la entendí. Le cuesta tanto expresarse, y a mi me cuesta tan poco hacerlo, que la balanza está bien dentro de todo.

Yo no se si soy una razón mas para hacerla volver..o una razón mas para quedarse. Y eso me parte al medio, Me destruye.

No se qué haría si se vuelve a ir, ni tampoco se qué haría si decide quedarse. Osea, en ambos casos la vida sigue, seamos claros y realistas. Se puede vivir. 
Por supuesto es más fácil, si no vamos a estar juntos, tenerla lejos que tenerla cerca. Pero es rebuscado, raro y jodido. Qué no lo es ?.

Yo, partidario de que el amor es simple, de que hay que dejarlo fluir, de que no hay que complicarlo, me encuentro escribiendo esto con el afán de anclarla en mi memoria y no dejarla ir jamás.
Ella necesita volverse, lo entiendo y hasta me parece bien. Pero se que sabe que acá estoy yo, ligado al recuerdo o no, no me interesa, yo estoy, y ella entiende el sentido de procedencia que hay entre su pecho y mi pecho, entre mis palmas y su espalda.

Ella puede y DEBE hacer lo que quiera, porque eso hacen los espíritus libres, y no hay nada mas importante para una persona presa de un recuerdo que la libertad. "Además yo, que me enamoré de sus alas, jamás se las voy a querer cortar "(autor anónimo).

Jamás la voy a controlar, No se me ocurriría ni pensarlo. Pero tiene que saber, que estoy loco por ella. Que estoy seguro compañero y me juego mi alma loca, que no debe existir boca como esta, en el mundo entero.


Cuando me preguntaban sobre el amor, y me preguntaban sobre qué había pasado, sobre todo, sobre ella. Yo contestaba tranquilo:- allá, en el campo. Y todo terminaba ahí, en un fugaz recuerdo.

Cuando ella está acá, tan cerca, no se que decir...


Si me preguntaran ahora, no sabría que decir. Y esta duda es tan bella como hiriente, Dejar ir es difícil, pero dejar entrar lo es más, porque detrás de cada llegada, se esconde una partida desgarrante.

Que bueno que yo soy de los que arriesgan, ante la duda, todo.









,







Volverla a ver y sangrar

domingo, 28 de febrero de 2016

Ayer la volví a ver....




Sin tu Voraz Libertad

viernes, 12 de febrero de 2016


Al trote de la codicia 
La isla de la verdad 
Era el coctel de cenizas 
De un presumido haragán 

Dejando la espuma en el viento 
Bufando al medio capaz 
De ser el expreso lento 
Hacia la felicidad 

El crepúsculo al desnudo 
Se hizo llanto al desayuno 
Recordé tu estallado animal 
Parecía el sueño de cualquier 
Tipo mortal 

Y van pasando las pieles 
Insípidas de alquitrán 
Dejando esquirlas de bretes 
Donde supiste chispear 

El suelo expulsa con rabia 
Su requisa de algodón 
Mientras naufrago en la sabia 
Hipócrita del sudor 

Hoy fallezco en la incongruencia 
De contiendas sin violencia 
Sin la vida entregándose a amar 
Perdí las nociones, sin tu voraz libertad 

A veces busco en el tiempo 
Lo que en el tiempo no está 
Lo que extirpé por mis medios 
Por el temor de ganar 

Y me cuidé del cuidado 
Sabiendo como perder 
Perdí la sabiduría 
Por no saberla ejercer 

Terminemos con la farsa 
De los besos sin comparsa 
De las flores que crecen sin sol 
Ayer, hoy y siempre, fue mi mejor Rock & Roll.

.

Dos extraños

miércoles, 27 de enero de 2016

Me acobardó, la soledad, y el miedo enorme de morir lejos de tí.

SUEÑO

viernes, 27 de noviembre de 2015

Tengo que escribir esto antes de perderlo.

Ya siento como se va ahogando en mi memoria a largo plazo y me es difìcil vislumbrar...




Era una obra de teatro, un sueño, databa de personas, en su mayorìa masculinos, que pasaban uno tras otro y decìan cosas. Un tinte Neonazzista (z, doble z, s ?) liberal a los gritos claros. La obra se veìa de frente, o de costado, pero yo estaba en ángulo, junto con gente, parado en una de las gradas que similaban bambalinas pero no lo eran. Esta gente formaba (formábamos? aunque no lo recuerdo, creo que no) parte del equipo directivo del mencionado show, pero no los conocía.
En determinado momento empieza a correr una canción a capella, desde la izquierda (yo en el último lugar de la derecha) y todos cantaban una parte, desde las gradas por supuesto. Uno cantaba, miraba al siguiente, este siguiente cantaba, miraba al otro, y así. Yo dije, a mí no me van a mirar, CLARO, cómo me van a mirar si yo no formo parte de esta obra, ni del team productivo. Y entonces la ví...
La venía mirando, como si fuese la segunda obra de teatro que se desarrollaba en el lugar. Pelo castaño claro, medio rubio, medio cobre, medio marrón, no se, los sueños son así. Tes blanca no tan blanca un poco clara, algo brillante. Menuda, altura justa, metro sesenta medido con abrazo, con la boca a la altura de mi pera pero 4 centímetros mas abajo. No puedo recordar el color de ojos, se que no eran celestes, aunque otra vez no esté muy seguro. Se sigue yendo el recuerdo pero vuelve.

Le tocó a ella, Cantó hermoso pero no tanto, y al terminar, ME MIRO. Si, la muy conchuda me miró. Habíamos compartido algún que otro chiste en conjunto durante el desarrollo de la obra ,y esas risas donde miras al resto a ver si no sos el único forro que piensa que fue gracioso, esperando que te devuelvan una risa que afirme tu buen gusto (o malo) en el humor que se desata.

me miró y tuve que cantar, por supuesto, a lo que tiré afinando dos estrofas. La primera era algo como " :- yo no se de que me hablan, no pertenezco a esta obra" y la segunda un la lala lalala para que de la métrica y el ritmo del tema ". Ella estalló en risas, y yo me enamoré.

La había Amado toda la vida, pero estaba seguro de que era la primera vez que nos veíamos, una vez más, así son los sueños.

Salimos de la obra, se despidió de su amiga.

Horas antes esa tarde, aunque ya era de noche, venía manejando desde Crossfit Tropa, (lo pongo así porque estaba muy claro que venía de ahí y es una de las cosas que mas pegadas hay en el sueño, mas arraigadas si se quiere, y me sirve como ancla a la memoria para no perder el resto del relato), y de pronto mi auto se apaga, quedando en el medio de la calle. Al instante mi pensamiento avanzado ya en mecánica (por el sueño), determina sin tocar nada que era una falla en la batería, y lo estaciono mágicamente en la vereda, para decidir ir a buscarlo al otro día porque ya era tarde para andar llamando a la grúa. La cuestión es que no se como llegué a la obra de teatro bañado y cambiado (dicho sea de paso era en una suerte de centro cultural Konex) pero tampoco sabía como volverme.


Le dije a ella, (que no se como se llama), tengo el auto parado en la vereda, pero recontra lejos y no tiene batería. (otra ancla a la memoria).

No me acuerdo como fue el primer beso que le dí, pero sabía que no era el primero. Ella tenía una forma rara de tocarme el pelo y había algo extraño en su forma de besar que me desarmaba a la mitad. Como nos besamos. Que paz interior, y que desacato a la autoridad.
Abrazados le pregunté si no quería venir a casa, porque estaba por llover (o ya llovía?) y me dijo que si, sonriendo, pero esa sonrisa de humor, de gracia, ella era muy graciosa, preciosa, una hermosura, y se que la tengo que conocer. Se que tiene un aire muy cercano a Pame Rodriguez, esta chica del instituto , no se por qué me hace acordar a ella. Claramente no es, pero otra ancla a la memoria que sirve para recordarla.
Es extraño, no es mi tipo de chica.
Caminando hacia mi casa se largó a llover. Me desperté en mi cama, con la luz prendida, la ventana abierta, con una lluvia tan fuerte que parecía que se iba a caer el techo, a las 4 y 20 am y dije para mis adentros: La puta madre, la perdí.


Voluntad

martes, 9 de diciembre de 2014

Hay un lugar donde mueren por fin nuestras soledades, donde nosotros pertenecemos con todas las libertades. En las esquinas donde paran las penas de las ciudades, sera nuestro loco paraiso de nostalgia y cuna de oscuridades. Soñamos la idea de un destino que nos guia todos nuestros pasos, que cuida nuestras pobres almas de las glorias y los fracasos. Sera cuando tenga que ser, pero si es, que sea para siempre; ayer, mañana y pasado y todos los 4 de noviembre. Que no nos divida la fe, ni el pensamiento mas anacronico; que se haga tanto en la tierra como en el cielo, la voluntad del Piberío biónico." 

Santiago Charpentier.

Volveré porque te quiero.

viernes, 3 de octubre de 2014



Tarde o temprano vamos a morir de lo mismo
De mujeres ajenas y de versos robados
De poemas redondos y lectores cuadrados,
De ignorar que el espejo padece astigmatismo.

Tarde o temprano el polvo sepultará el lirismo
Y sangrará en las voces un verbo desvirgado,
Pero ahora poco importa, vivamos el pasado,
Toda premonición tiene algo de espejismo.

Allí está la señora posteridad oyendo,
Cuál de nosotros se equivoca leyendo,
Cuál es el más reverente, cuál más iconoclasta.

Nos mira, nos escucha, sabe que no hay apuro
Que de todas maneras para el lector futuro,
Con una sola coma que esté bien puesta, basta.

ALEXIS DÍAZ PIMIENTA

Diciembre 9

lunes, 9 de diciembre de 2013

Buenas tardes Buenos Aires,



Dejando de lado el obvio abandono de este blog, me dispongo una vez mas a escribir en esta hoja de papel, que bastante olvidada y llena de polvo está.


Quizá no tenga mucho para contar, o quizá tenga bastante pero sin ganas de explicarlo en detalle o de resumirlo demasiado, y el cuerpo de texto resultante no sería de mi agrado, con lo cual ni lo cuento.

Hoy no hay un tema central, tan solo quería escribir, quería saber que se sentía darle a las teclas y dejar que los recuerdos pasen por los dedos. Se dice que el escritor verdadero espera a que los sentimientos se acomoden para plasmarlos en la hoja, y no comete el error de escribir en los momentos del suceso, donde la crisis, el tormento, o el amor se apoderan del sentido y cambian totalmente en sentido literario del escrito en sí.
Con ímpetu de escribir lo mismo , es a menester que estemos calmados y centrados, ya que si escribimos en la tormenta del sentimiento se nos pueden escapar cosas que no queremos o que no corresponden decir, y se nos pueden olvidar detalles tan ínfimos pero significantes, al punto de girar 72 grados el norte del ensayo a la derecha.
Cuando uno escribe desde el fondo, siente arriba del estómago una suerte de acidez extraña y al mismo tiempo un sonido o dolor levemente punzante en la cabeza. Son los recuerdos que se mueven y se acomodan para darle sentido literario a nuestras palabras sin dejar de ser recuerdo , luchando para no convertirse en fábula. Es casi imposible escribir y dejar calladas todas las imágenes que pasan por nuestros ojos, dejar calladas todas esas palabras que no dijimos aquel día, o las que dijimos demás. Cada tecla, cada espacio, cada sangría y hasta cada acento nos hacen doler hasta los huesos cuando lo que se plasma conlleva una historia de dolor, desamor o incertidumbre. Así también, cuando en el blanco se tipea un amor correspondido, un recuerdo grato o una sonrisa pasajera, nos brillan los ojos como si el momento pasara delante de nosotros, despidiendo el aroma de aquellos días y fortaleciendo nuestras ganas de vivir.
Es así de importante y fuerte estar calmado a la hora de sentarse y comenzar con la escritura...


Ahora si, estamos tranquilos?



Amar es abrir todas las puertas de tu cuerpo y dejar que el otro entre, es dar y dejar absolutamente todo por una sonrisa, es (cita) darle a esa persona un revólver , dejar que te apunte en el medio del pecho y confiar en que no va a jalar del gatillo.


No puedo mentir, estuve ahí, y fuí yo quien disparó a discreción, sin dejar un solo pedazo sano de este corazón sin voz, sin vos... y ahora que recuerdo y extrapolo con el presente, me doy cuenta que estoy herido, que me lastimé, que estoy con mi cuerpo cerrado
 ...y con mis heridas abiertas..










Guerra.

martes, 22 de octubre de 2013


"Gente que se ama por pena, gente que se ama por interés .
Hay amores que condenan, por darle fuego a un corazón de papel. 
Hay amor sencillo, que tan solo un detalle le arropa,
Y hay amores viciosos que solo se buscan después de unas copas. 
Amores que son tan frágil que tan solo una palabra le hacen pedazos 
Y hay amores en guerra en campo abierto y si nadie ah muerto 
Pienso yo que tal vez ese sea nuestro caso "